Las Termas de Fiambalá es un complejo de aguas termales ubicadas a 14 km de la localidad de Fiambalá, Departamento Tinogasta, Provincia de Catamarca, Argentina.

    Fiambalá en la lengua de los pueblos originarios significa “agua que penetra en la montaña”. Es una pequeña localidad ubicada a escasos kilómetros de la ciudad de Tinogasta. Además de su benigno microclima y su calidez, posee un condimento único que la hace ideal para visitar: sus termas.

    Las Termas de Fiambalá se encuentran en una fantástica quebrada ubicada entre cerros multicolores a los pies de la Cordillera de los Andes y a 1.550 m.s.n.m. En ellas surgen aguas termo-minero-medicinales.

    En las Termas de Fiambalá, ubicadas a 320 km de San Fernando del Valle de Catamarca los viajeros pueden disfrutar de la tranquilidad, lejos del ruido y del ritmo estresante de las grandes ciudades, en una experiencia vinculada al bienestar y la salud, con todos los servicios necesarios para tener una excelente estadía.

    Termas de Fiambalá

    Posee un total de 14 piletones en pendiente en los que se vierten casi naturalmente aguas termales de diferente temperatura. Las características ecológicas de los materiales utilizados para construir dichos piletones, la zona cordillerana en las que se encuentran emplazadas y las propiedades curativas de sus aguas las convierten en un interesante destino turístico.

    Cuenta con servicios de alojamiento y gastronomía que posibilitan una mayor estadía en el complejo termal.

    Las aguas termales son recomendadas para curar enfermedades como Artritis, Artrosis, Psoriasis, Reumatismos, etc. Aunque también son una opción válida para tratamientos de relajación y terapias de salud anti-stress.

    En piletas naturales que bajan de la montaña, el agua oscila entre temperaturas que van de los 38º C hasta los 70º C y sus propiedades minerales las hacen altamente recomendadas por su poder curativo y medicinal.

    Efectos terapéuticos de las Termas

    Las aguas que han sido clasificadas como: Hipertermales, sulfatadas, débilmente cloruradas, alcalinas bicarbonatadas y silicatadas tienen un efecto terapéutico.

    Son sedantes y relajantes del sistema nervioso. Desintoxican al organismo y tienen un efecto positivo sobre varias afecciones: artritis, reumatismo, problemas cutáneos y nerviosos.

    termas de fiambalá

    Las Termas de Fiambalá cuentan con aguas clasificadas: hipertermal, sulfatada, silicatada, alcalina bicarbonatada y clorurada débilmente. Son altamente sedantes y relajantes del sistema nervioso, limpian los tejidos, desintoxican el organismo y permiten una mejora en la salud de los viajeros. Las aguas emergen a 1.750 m.s.n.m., concentrándose luego en 14 piletas de piedra cordillerana con temperaturas que varían entre los 28° C y 51° C.

    Termas de Fiambalá

    Cómo llegar a Termas de Fiambalá

    Desde Tinogasta se llega por la RN60.

    Las Termas de Fiambalá, están situadas a 15 km de la ciudad de Fiambalá.

    Creditos de la imagen de portada para Stefan Sauzuk