La Villa Quila Quina se ubica a tan solo 18 kilómetros de San Martin de Los Andes, sobre la margen sur del lago Lácar.

    El circuito comienza tomando la ruta nacional 40 ex 234 (Ruta de los Siete Lagos) para que luego de cinco kilómetros disfrutando de las vistas del lago Lácar, encontrar a la derecha la entrada al balneario Catritre (una extensa bahía con playas de arena, un camping organizado, un camping agreste, restaurante y área de picnic) y un kilómetro más adelante, también a la derecha, el desvío que conduce a Quila Quina.

    Camino a Quila Quina

    El camino, de ripio consolidado, sinuoso y de montaña, asciende desde los 640 metros sobre el nivel del mar hasta los 900 metros, mientras el bosque de robles domina la escena y empiezan a aparecer las primeras casas de los pobladores.

    Es importante tener extrema precaución al volante ya que en buena parte el trayecto se angosta demasiado.

    Espléndidas vistas del cordón montañoso y el lago extendiéndose allí abajo lo acompañarán en el descenso. Encontrará dos miradores naturales en los cuales podrá estacionar y maravillarse ante la vista panorámica de la Villa, sus playas, el muelle con las lanchas, el arroyo Grande y el graznido de las bandurrias cruzando el cielo.

    Quila Quina

    Antes de ingresar a Villa Quila Quina, a mano izquierda verá un estacionamiento y el ingreso a la cascada del Arroyo Grande, distante a unos 500 metros por un sendero de fácil tránsito peatonal. La cascada se encuentra en tierras de la comunidad mapuche.

    Apenas continúe la marcha encontrará cartelera informativa de los servicios del lugar (camping organizado con restaurante, camping agreste, área recreativa diurna, y el muelle con confitería, servicios sanitarios y alquiler de actividades náuticas).

    Quila Quina es una península, y el camino vehicular permite recorrerla en apenas tres kilómetros. La mejor forma de conocerla es caminando.

    Caminando por el bosque de robles

    De espaldas al lago, tome a la derecha. Primero podrá descansar en el mirador del cerro Abanico; un cartel explicativo le permitirá comprender la formación de este particular macizo rocoso y aspectos relacionados a la geología local.

    Villa Quila Quina ofrece sus playas, permite disfrutar de deportes náuticos, caminatas.

    El sinuoso camino de montaña que recorremos nos invita a tomar imagenes panoramicas. No hay que olvidar que no se puede detener el auto en cualquier lugar de la ruta. Siempre tener en cuenta que hay que estacionar fuera del camino y dejar bien frenado el vehículo.

    El muelle de Quila Quina nos regala una clasica postal del lugar. En el arriban los catamaranes. En el lugar ademas hay una confitería y una playa que combina con el color azul del agua del Lácar.

    La villa Quila Quina está ubicada dentro del Parque Nacional y alberga grandes casonas que fueron construidas a partir de la década del ‘40 y que en verano permanecen abiertas.

    Por el sendero de la costa se puede recorrer la villa de punta a punta. El lago se ubica en un extenso valle y esta rodeado por un hermoso cordón montañoso.

    Al llegar a la playa conocida como El Cipresal, nos quedamos un rato para disfrutar de su principal característica: por su ubicación está resguardada de los vientos imperantes del oeste. Enormes cipreses con raíces retorcidas contrastan con la amabilidad de la playa.

    Que hacer en Quila Quina

    Lugares que podemos conocer en Quila Quina:

    • Puerto de Quila Quina
    • Cascada
    • fuente de agua mineral.
    • Cañadón de pinturas rupestres.
    • La Cueva del León.

    Como llegar a Quila Quina

    Desde San Martín de los Andes tomar la RN Nº234 hacia el cerro Chapelco (desde el muelle se accede a este tramo de la ruta o bien se pueden tomar embarcaciones hasta la villa). Continuar unos kilómetros hasta alcanzar el desvio hacia la izquierda a Villa Quila Quina.

    El camino es de por sí bello, discurriendo entre añejos bosques, todas tierras de la comunidad mapuche Curruhuinca. Si se realiza en bicicleta se debe considerar que son 10 kilómetros de mucha pendiente.

    La vista que ofrece el lago Lacar desde este acceso al lago es marcadamente distinta a la observada desde San Martín. Desde aquí se puede apreciar al Lacar como un largo lago que se proyecta sobre un valle. También se observa el pronunciado talud del cerro abanico.

    Frente al muelle una confitería ofrece un espacio ideal para descansar con mesas dentro del edificio como en un amplio deck que mira al lago. Allí sirven picadas exóticas con trucha, ciervo, jabalí y otras exquisiteces locales.

    Se pueden realizar caminatas cortas sobre la playa. Hacia un lado, después de unos 400 metros se accede a fuente de agua mineral, y en la otra dirección, bordeando el lago se ven varias viviendas hasta alcanzar el río Grande. La mejor playa del Lacar está aquí.

    Con el auto se puede acceder al camping Quila Quina que tiene todos los servicios, salón de te y restaurante durante el verano y hay parrillas a la vera del río.

    En general, la villa y sus alrededores ofrece hermosos paisajes de gran paz.

    Si se desea continuar con el recorrido, por la Ruta Provincial Nº 48 se cruza a Chile por el paso Hua Hum. Este es el de menos altura de la Cordillera de los Andes y permanece abierto todo el año, debiendo en Chile continuar el camino a través de un transbordador que cruza el lago Pirihueico.