Generic selectors
    Exact matches only
    Search in title
    Search in content

    La Reserva Natural Laguna Blanca es una reserva arqueológica y una reserva de la biósfera, localizada entre los departamentos Belén y Antofagasta de la Sierra de la provincia de Catamarca, Argentina.

    Es una gran extensión de 770.000 ha., ubicada a pocos kilómetros de la localidad de Corral Blanco.

    Su centro es un lago salado en una depresión, a más de 1.200 msnm, rodeado de bosques y montañas con cumbres mayores a los 5.000 msnm.

    La Reserva Natural Laguna Blanca es una zona de abundante rocas cristalinas, incluidas algunas rocas sedimentarias con fósiles de los géneros Ostrea y Trigonia. Realmente compone un destino imperdible para los amantes de la naturaleza.

    Se encuentra a 450 km de San Fernando del Valle de Catamarca.

    Laguna Blanca nació como reserva provincial en 1979 con el objetivo de resguardar a la vicuña de su inminente desaparición; años más tarde la reserva quedó incorporada a un programa de la Unesco.

    Actualmente la reserva se abrió al turismo activo sustentable, permitiendo la práctica de actividades ecoturísticas como avistaje de flora y fauna y safaris fotográficos.

    Es una zona de abundante rocas cristalinas, incluidas algunas rocas sedimentarias con fósiles de los géneros Ostrea y Trigonia.

    La reserva es una de las áreas importantes para la conservación de las aves en Argentina.

    La flora de la reserva es escasa y responde a la tipología de estepas, vegas y pedregales. Las áreas de estepa se caracterizan por especies de arbustos bajos que alternan con extensiones de pastizales. Las vegas, en algunos casos alteradas a salinas por efecto del desecamiento, presentan especies de los géneros Baccharis, Arenaria. Eleocharis y los llamados junquillos.

    Fauna de Laguna Blanca

    En la fauna abunda principalmente la vicuña, aproximadamente unas 70 000 cabezas. Otras especies que habitan la zona son la taruca o ciervo de altura, el venado gris, el cuy, la chinchilla altiplánica, la vizcacha serrana, el chingue, el quirquincho andino, el puma andino, el zorro colorado puneño y el gato andino.

    Las aves incluyen especies de hábito acuático como el flamenco rosado, el flamenco de James o parina chica, la gallareta cornuda, el cauquén guayata, el pato crestón, el pato barcino, la avoceta andina, el tero serrano y la gaviota andina.

    Se ha registrado la presencia de rapaces como el cóndor andino y el aguilucho común. La región alberga varias especies de pájaros cantores entre los que se encuentran la calandrita, el pico de plata, el comesebo andino, el yal negro, la diuca común y la monterita de collar.​

    Clima en Laguna Blanca

    El clima es frío, seco y ventoso, con precipitaciones estacionales escasas, menores a 250 mm anuales.

    Como llegar a Laguna Blanca

    Desde Belén se tiene que tomar rumbo al norte y luego seguir por la Ruta 43. Siempre en ascenso y tras recorrer 80 kilómetros, comienza la puna catamarqueña. Paisaje sobrecogedor de horizontes con apariencia de infinito. 

    Entre volcanes con picos blancos, campos de lava, planicies de piedra pómez, salinas y médanos, aparece Laguna Blanca –una pampa de altura a 3.260 metros sobre el nivel del mar– donde se encuentra la Reserva Provincial de Vida Silvestre, que integra la Red Mundial de Reserva de Biosfera. El lugar fue impulsado por la Unesco para conservar la diversidad biológica y los valores culturales de la región. Éstos se pueden conocer a través de múltiples fiestas, ceremonias, ferias andinas, gastronomía y arte popular.